Contrainjerencia.com
Iniciando feeds...

Impiden el ingreso a Estados Unidos a periodista alemana que prepara libro sobre captura en Argentina de Adolf Eichmann

Gaby Weber. Foto Argenpress.

ARGENPRESS -La periodista e investigadora alemana Gaby Weber acaba de ganar un juicio contra la agencia de inteligencia alemana BND nazi. y prepara un nuevo libro sobre el Criminal de Guerra Adolf Eichmann y su captura en Argentina.

Argenpress: Nosotros conocemos los casos cuando los sudamericanos somos rechazados en las fronteras europeas y norteamericanas. ¿Ahora te pasó a vos, siendo Alemana?

Gaby Weber: Si. Quería viajar a Washington en agosto, desde Berlín, y había anunciado mi visita en el archivo nacional NARA, donde trabajo a gusto y donde siempre me han tratado muy bien. Llegué hasta el aeropuerto en Washington, y terminé siendo interrogada durante siete horas y me mandaron de vuelta a Berlín.

Argenpress: ¿No tenías la visa?

GW: Los alemanes no precisamos visa como ustedes. Simplemente compras el boleto de avión y haces un pedido por internet para sacar el permiso, se llama ESTA-visa. No tenía problemas y me dieron instantáneamente este permiso. Además, en la escala en Paris, el personal de United Airlines revisaba todos los pasaportes y visas. Y ante cualquier problema, me tendrían que haber notificado. Pero me dejaron viajar hasta Washington.

Argenpress: ¿Los periodistas no precisan una visa especial?

GW: Los corresponsales precisan el I-visa, pero solamente los periodistas con empleo fijo. Los freelance no precisamos. Eso pregunté explícitamente en el Consulado antes, y me dijeron eso. Yo soy freelance y ninguna radio o diario me mandó a los Estados Unidos. Ese email lo llevaba encima, pero no hubo caso.

Argenpress: ¿Pero cual fue la argumentación oficial?

GW: El oficial me dijo que en su computadora figuraba que una vez me fue negada una visa. Pero eso no me ha pasado nunca. Me dijo que en el futuro tengo que pedir permiso especial, no la ESTA-visa. En realidad, mi impresión era que me han esperado en la frontera. Obviamente hay ciertas investigaciones que no quieren que se hagan. Con su “guerra contra el terrorismo” no tiene nada que ver. La única persona que también fue rechazada fue una chica de 15 anos que viajaba con su mamá para estudiar en un colegio seis meses. El colegio no le había dicho que tenía que sacar una visa para estudiantes. La mamá tuvo que entrar sola y la chica fue sentada, junto conmigo, en un patrullero, llevada hasta el avión y mandada de vuelta a Alemania.

Argenpress: ¿Te revisaron en la frontera?

GW: Abrieron mi valija y echaron apenas un vistazo. Podría haber traído cocaína, armas o dinero en cantidades grandes. Lo único que les interesaba eran mis papeles en mi equipaje de mano, entre ellos un documento que bajé del sitio oficial de la CIA y sobre el cual quería buscar documentos en NARA. Eso fue muy, muy sospechoso. Quería llamar a la Embajada Alemana en Washington y a un abogado. Pero no me fue permitido.

Argenpress: ¿Tenes un abogado en Washington?

GW: Como vos sabes, porque Argenpress publicó varias notas sobre el caso, he llevado la causa civil contra la Mercedes-Benz por la desaparición de sus obreros combativos durante la dictadura a un tribunal estadounidense. En Argentina, la causa civil estaría prescripta y la ley estadounidense está a favor de estos tipos de causas. Te acordás que la empresa no solamente colaboró con la represión sino también hay cinco casos de chicos apropiados por gerentes de la Mercedes Benz que están probados o investigados por la justicia argentina. El abogado de la causa y la ONG que apoya nuestra causa están en Washington. Y tenía cita.

Argenpress: ¿Ahora, para conseguir una visa, te ayuda la Cancillería Alemana?

GW: Yo informé a la Cancillería en Berlín y el asunto fue discutido en el Parlamento Alemán. Pero no me ayudan nada. Claro, los alemanes están deportando personas “indeseables” y defienden su “derecho” de deportación. Les conté del principio de “reciprocidad” que aplican los países sudamericanos, Argentina, Brasil y Chile, que ponen las mismas condiciones a los visitantes norteamericanos que ellos ponen a los latinos. Pero no les importaba a los alemanes. Además, si pueden poner obstáculos al juicio contra su querida empresa Mercedes-Benz/ Daimler, lo van a hacer.

Argenpress: El Departamento de Estado siempre critica a los otros países por sus supuestos violaciones a la libertad de prensa. Y ellos mismos deportan y rechazan a investigadores porque se les antoja. Eso parece a un estado policial. ¿Como sigue ahora tu investigación?

GW: Pregunté hace semanas al Departamento de Seguridad de la Patria (Homeland Security Department) que necesito para entrar a los Estados Unidos para estudiar en los archivos. Hice también una solicitud al departamento “casos especiales” del Consulado en Buenos Aires con la misma pregunta. No contestan. Estoy preparando un nuevo libro sobre el Criminal de Guerra Adolf Eichmann y acabo de ganar un juicio contra la agencia de inteligencia alemana BND (parecida a la CIA) por el acceso a los expedientes sobre este nazi. En total son unas 4.000 páginas y una parte ya la conseguí. Y lo que vi en estos papeles desclasificados, lo hace absolutamente necesario comparar el contenido con el material que se encuentra en los archivos estadounidenses. Y allá hay una ley, hecha por el entonces presidente Bill Clinton que dice que todos los documentos relacionados con el nazi-fascismo tienen que ser públicos, el Nazi War Crimes Disclosure Act. Me gustaría que la actual Secretaria de Estado Hillary Clinton tenga en cuenta la realidad legal y el obvio deseo de su pueblo sobre la verdad histórica.

Argenpress: Obviamente, el Departamento de Estado no quiere que la verdad se sepa.

GW: Como está pendiente mi solicitud, te pido por favor que entiendas que no quiero opinar. Te cuento los hechos y que cada uno se forme su propia opinión.

Los comentarios se han cerrado.