Contrainjerencia.com
Iniciando feeds...

Cuba denuncia agresiones radiotelevisivas de EE.UU. con fines de subversión

(Cubadebate / AIN) – Pedro Núñez, representante permanente de Cuba ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), reiteró hoy el cese de la agresión radial y televisiva de EE.UU., contra la Isla, violación flagrante de las normativas internacionales vigentes.

Al intervenir en la Cuarta Comisión de la Asamblea General de la ONU sobre el tema Cuestiones relativas a la Información, Núñez aseveró que ese ataque radioelectrónico, iniciado hace 50 años, desobedece los reglamentos de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), informa Prensa Latina.

El diplomático señaló que las transmisiones ilegales contra Cuba no emiten información, sino que la falsifican y tergiversan con fines desestabilizadores y de subversión, lo cual afecta el normal funcionamiento de los servicios de radiocomunicaciones.

Núñez recordó que en marzo pasado la Junta del Reglamento de Radiocomunicaciones de la UIT indicó que esa situación provoca interferencia
perjudicial a las estaciones cubanas.

Explicó que desde EE.UU. se transmiten cada semana hacia la Isla más de dos mil 185 horas de radio y televisión por 34 frecuencias de onda media, corta, FM y TV, y de 231 a 258 horas diariamente, de una programación que nada tiene que ver con información equilibrada y objetiva.

El embajador apuntó que varias de las estaciones anticubanas pertenecen o prestan sus servicios a organizaciones vinculadas con elementos terroristas que actúan contra la Mayor de las Antillas, con pleno consentimiento de las autoridades norteamericanas.

Agregó que el congreso estadounidense aprueba cada año un presupuesto de más de 30 millones de dólares de fondos federales para agresión radioelectrónica contra Cuba.

En tal sentido, advirtió que el desarrollo en materia de comunicación, información y tecnologías conexas no se traduce en beneficios por igual para todos, sino que cada vez aumenta más la disparidad en el acceso a los adelantos.

Núñez puntualizó que el tipo de información ofrecida al pueblo cubano es una decisión que le corresponde de manera soberana a la Isla, y no a quienes desde la administración de EE.UU. conspiran con elementos terroristas en sus planes contra la Revolución.

Los comentarios se han cerrado.