Contrainjerencia.com
Iniciando feeds...

Terrorismo y droga forman parte de la doctrina Obama para la desestabilización del gobierno de Venezuela

Más de lo mismo.

Diego Olivera (BARÓMETRO INTERNACIONAL, especial para ARGENPRESS.info) – Muchas veces se ha definido a los partidos Demócratas de EEUU como el sector moderado de esta nación, pero el mandatario Barack Obama ha desarrollado una intensa campaña, guerrerista y golpista en América Latina, con la instalación de las bases militares en Colombia, con el apoyo al Golpe en Honduras y el reciente intento golpista en Ecuador.

Además apoya una intensa campaña contra el gobierno bolivariano de Venezuela, lo que va configurando al nuevo gobierno estadounidense como la nueva derecha actuando en Latinoamérica y en el resto del mundo, constituyendo un modelo policial y militar fuera de fronteras.

El ojo de esta campaña en nuestro continente esta centrado en Venezuela, luego de las recientes elecciones donde el gobierno de Chávez mantuvo la mayoría de los diputados a la Asamblea Nacional, desmontando el objetivo de que la oposición lograría una mayoría de diputados como vislumbraban los analistas de esa tolda política.

Ante esta realidad se revive el tema del apoyo al terrorismo y la no cooperación del estado venezolano a los planes de la DEA y al asesoramiento de EEUU en esa materia. El por qué de este interés contra el gobierno bolivariano está en lograr el control de las cuantiosas reservas petroleras, pero también debido a la importancia que han alcanzado las políticas del presidente Chávez a nivel regional e internacional, en la creación de instrumentos de cooperación, intercambios financieros y la propuesta de un nuevo mundo pluripolar.

España coopera pero da credibilidad a falsas acusaciones sobre apoyo a la ETA

Nuevamente la derecha española enfila sus baterías contra el proceso bolivariano. Aún recordamos la falta de cortesía del legislador español del PP, que vino a la elecciones del 26 de septiembre del 2010, donde declaraba y se entrometía con las instituciones venezolanas, o la portada de El País de España de esos días, que actuaba como un partido de la oposición venezolana, en lugar de dedicarse a la grave crisis que existe en España, donde debieron recurrir al Fondo Monetario Internacional (FMI), rememorando a la fatídica década de los 70, 80 y 90 del siglo XX en América Latina, donde nuestras naciones quebraron con sus planes de ajuste y la economía neoliberal.

Las estridentes declaraciones de las autoridades españolas de que 2 etarras fueron entrenados militarmente en Venezuela, fue el primer eslabón de una nueva campaña, en la que el gobierno de España de Zapatero pide respuestas a la parte venezolana, a pesar de la denuncia de la cancillería venezolana de que son falsas estas acusaciones. En recientes declaraciones el ministro español de Relaciones Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, consideró este jueves que Venezuela y España trabajan “de forma positiva” en las investigaciones para esclarecer los hechos sobre el supuesto entrenamiento de miembros del grupo separatista vasco ETA en el país latinoamericano.

Por su parte, el presidente venezolano, Hugo Chávez, indicó que “Ya nosotros hemos respondido al Gobierno español, afirmando que las acusaciones sobre el presunto vínculo de su gobierno con ETA forman parte del empeño de algunos grupos de poder, especialmente la derecha española, para tratar de involucrarlo con el terrorismo”. En este marco las autoridades de ambos países ratificaron “su más enérgica condena al terrorismo en todas sus formas y manifestaciones, comprometiéndose a fortalecer su cooperación para combatir ese tipo de acciones al margen de la ley”.

Luego nueva informaciones demuestran la manipulación y los acosos físicos de la Guardia Civil española sobre los vascos acusados Xavier Atristain y Juan Carlos Besance, que habían declarado haber sido entrenados militarmente en Venezuela, hecho que negaron al presentarse ante el juez del caso, manifestando apremios físicos. Según informa Aiert Larrarte, abogado de los acusados, las torturas que se usan no dejan marcas, “Si a una persona la dejan sin dormir cinco días o le provocan asfixia mediante la colocación de una bolsa de basura en la cabeza, eso no deja señales, pero es una tortura inaguantable”. Un hecho estas características debería ser analizado judicialmente, ya que existen contradicciones en las declaraciones, entre las policiales y las judiciales, pero para la prensa amarilla y la derecha la mentira reiterada muchas veces, es una verdad indiscutible (recordar las armas químicas de Irak, motivo para la invasión de EEUU).

El intento de convertir a Venezuela como el trampolín de la droga

El gobierno de Obama agudiza su campaña internacional y cataloga al gobierno venezolano de no colaborar en el combate a la droga. El principal consumidor del mundo habla de controles de droga, muchas veces hemos escuchado que primero limpia tu casa, para dar consejos a los vecinos, porque la droga no se produce en Venezuela, viene de Colombia, donde los principales socios de EEUU tampoco hacen mucho para erradicar los cultivos, siendo esta nación la principal proveedora de drogas (marihuana y cocaína).

Pero la realidad vuelve a superar la ficción y las artimañas de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) en su informe de que no hay control de de drogas. Un reciente informe de la Oficina Nacional Antidroga (ONA), de Venezuela demuestra con cifras positivas del año 2010 la falsedad de estas afirmaciones.

En los últimos 10 meses se han incautado 54 toneladas de droga en diferentes procedimientos realizados en todo el país, para alcanzar esta cifra se desarrollaron 6.476 procedimientos realizados en el país por la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), la Policía Nacional Bolivariana (PNB), el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) y policías regionales y municipales. También se detuvieron 8.247 personas de nacionalidad venezolana y 278 extranjeros, incluidos 17 capos deportados por el Gobierno Bolivariano, que mantiene firme la cooperación internacional en la lucha frontal contra el narcotráfico.

Esto resultados denotan los logros alcanzados por los cuerpos de seguridad en acciones contra el tráfico ilícito de drogas y permiten corroborar los aportes de Venezuela en la lucha contra ese flagelo mundial. Estos 17 peligrosos jefes e integrantes de diferentes organizaciones dedicadas a la venta y distribución de drogas, solicitados por la Policía Internacional (INTERPOL), han sido capturados desde enero ha septiembre de este año. Las capturas y deportaciones se han realizado en estricto apego a los convenios internacionales y a la Constitución Nacional, al demostrar el compromiso de Venezuela en la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico.

Además, el Gobierno nacional instaló unidades de escáner de cuerpo completo en los aeropuertos internacionales Simón Bolívar, de Maiquetía (dos); Arturo Michelena, de Valencia (una); La Chinita, de Maracaibo (una); y Santiago Mariño, de Porlamar (una). Además es bueno señalar que durante los períodos en que estuvo la DEA no hubo un solo detenido, y desde 2006 han sido deportados 54 jefes del narcotráfico.

Estas cifras dejan claramente demostrada la disposición del gobierno venezolano, para combatir el trafico y cultivo de la droga, que las actuales acusaciones forman parte de una planificada campaña, para desprestigiar el modelo democrático, nuevamente demostrado en las elecciones de diputados, con el consenso de de todos los partidos e invitados internacionales, demostrando un civismo desconocido en la política estadounidense.

Cada día surgen nuevas mentiras para tratar de apañar el trabajo del gobierno venezolano, que solo intenta crear un modelo de desarrollo socialista, en el marco de la unidad Latinoamérica, donde los recursos económicos puedan ser intercambiados, en instancias como el ALBA, MERCOSUR; UNASUR, no en un mundo unipolar, donde las fuerzas de las armas impongan los destinos de los pueblos.

Los comentarios se han cerrado.