Contrainjerencia.com
Iniciando feeds...

Haiti: Detras del “suicidio” del jefe brasileño de la MINUSTAH, el mercenario Guy Phillippe

Guy Phillippe, mercenario entrenado por EEUU, líder de grupos paramilitares que atacaron al gobierno de Aristide.

CHEVIGE GONZALEZ MARCÓ – Corre el año 2006, las heridas del derrocamiento de Jean Bertrand Aristide corren imborrables por todo el lastimado territorio haitiano. Habían transcurrido apenas dos años desde que bandas paramilitares y comandos de Francia y estados Unidos se combinaran para sacar del gobierno al único Jefe de Estado en la historia reciente que no había violado sistemáticamente los derechos humanos de su pueblo.

Las fuerzas de la ONU, conocidas como Minustah cumplían una controversial misión. Como fuerzas de ocupación eran repudiadas. Desde Brasilia corría la idea que mejor era que los latinoamericanos se involucraran y no se dejara el terreno sólo para la acción de Washington. Brasil comandaba las fuerzas, un líder progresista gobernaba en el gigante sudamericano, Lula Da Silva.

Ese 2006, el general brasileño que comandaba la Minustah, Urano Bacelar moría en extrañas circunstancias. El informe de la ONU señala que fue suicidio. No se conocen indicios previos de que hubiera tenido Bacelar intención alguna de quitarse la vida.

El 12 de enero del año mencionado un reporte de la agencia IPS, firmado por el periodista Mario Osava señalaba: “Es difícil imaginar a un oficial de ese rango, entrenado para la guerra durante décadas, quitándose la vida, además de que hay testimonios sobre su tranquilidad en la víspera de la muerte, sin que mostrara señales de depresión o tensión extrema”.

Bacelar fue encontrado muerto y su contexto aparentaba que se encontraba leyendo un libro, extraña situación para quitarse la vida. No se encontró manifestación alguna de motivos para el suicidio. Sus colegas lo calificaban como un hombre equilibrado. Su escolta no eran soldados brasileños sino filipinos. ¿Tendrán los generales estadounidenses en Afganistán escoltas de algún otro país de la OTAN?

El día 8 de enero un cable de agencias señalaba que el canciller brasileño Celso Amorim dijo que no “descarta” ninguna hipótesis, pero manifestó que considera “poco probable” que el general se haya suicidado.

Un cable de Prensa Latina para los días del suceso,  señala que la ubicación en que fue encontrado Bacelar (en el balcón de su resdidencia), era considerado por especialistas como un “perfecta para un tirador de alta precisión”.

El cable de Prensa Latina agrega que “Desde fines de diciembre pasado (2009), pero sobre todo en los primeros días de enero, la sectores pudientes del país (Haití) presionaron fuertemente al mando de MINUSTAH para que penetrara con las tropas en Cité Soleil, según coinciden varias fuentes”.

Cité Soleil es uno de los barrios donde el apoyo a Aristide es masivo y donde más resistencia hubo a su derrocamiento.

Coincidencias

Recientemente Wikileaks filtró documentos que poco fueron tomados en cuenta por los medios internacionales sobre la situación haitiana. Uno de los cables señala las dudas que tenía el Presidente dominicano Leonel Fernández acerca de que el caso del general Becelar fuese un asesinato y no un suicidio. Y además de sus sospechas que detrás estuviera el mercenario haitiano Guy Phillippe.

Concretamente Fernández habría expresado sus sospechas sobre la participación de Phillippe en el “asesinato” de Bacelar ante el Secretario Adjunto del Departamento de Estado norteamericano Patrick Duddy.

Según el cable, el presidente dominicano afirmó que Brasil convalidó el informe que dictaminaba el caso como “suicidio” para evitar críticas internas a la participación del país en la Minustah.

Phillippe fue nada más y nada menos, que el líder de la rebelión paramilitar que arremetió contra el gobierno de Aristide, sirviendo el terreno para la intervención de los comandos de Francia y Estados Unidos.  A pesar de ser acusado con innumerables evidencias de violaciones de derechos humanos y masacres, Phillippe permanece en una presunta semiclandestinidad y en total impunidad.

Como coincidencia, en diciembre de 2009, una mujer dominicana aseguró haber visto a Guy Phillippe al mando de un grupo armado que merodeaba un área que recorrería Leonel Fernández en el norte de Dominicana. La nota fue divulgada por el Diario Digital en Santo Domingo y aunque menciona que la declaración de la testigo fue inconsistente, la policía abrió una averiguación.

Vale destacar que Phillippe confesó ser el promotor de protestas contra la visita del presidente Leonel Ferández a Puerto Príncipe. El mercenario había estado protegido en quisqueya durante el gobierno del antecesor de Fernández, Hipólito Mejías, quien le permitió usar  el territorio dominicano para la desestabilización de Haití y el posterior golpe contra Aristide.

¿Otra coincidencia? Guy Phillippe fue entranado en Ecuador en la década de los ‘90 por fuerzas especiales de Estados Unidos.

Más sospechas

En entrevista realizada por Amy Goodman para el portal Democracy Now, un periodista miembro de la organización Haití Liberté, Kim Ives,  señala que cables filtrados por Wikileaks confirman que  Estados Unidos estaba ejerciendo una fuerte presión sobre Brasil para que no se considerara la posibilidad del retorno de Aristide.

En enero de 2006, Haití estaba en vísperas de un crucial proceso electoral. Para aquel entonces, un René Preval que ofrecía el regreso de Aristide era el favorito. A la postre resultó presidente pero no cumplió con su promesa.

La conexión Duvalier

Un delincuente siempre vuelve al lugar del crimen dice el dicho policial, Baby Doc no regresa de gratis a Puerto Príncipe. Durante más de dos décadas el dictador estuvo en Francia disfrutando de lo que robó al pueblo haitiano y absolutamente tranquilo, aun cuando sobre él pesan acusaciones sobre delitos contra los derechos humanos.

Francia y Estados Unidos comparten el rol neocolonial contra Haití. Ambos están presionando al gobierno haitiano para que retire a su candidato para que deje el camino abierto a Michelle Martelli, quien no dudó en afirmar que designaría a Duvalier en su cuerpo de asesores. Desde República Dominicana las agencias reportan que un grupo de exmilitares haitianos se estarían reagrupando para apoyar el retorno al poder de Duvalier. Los medios que forman parte del circuito de las corporaciones mediáticas empiezan a tratar con suavidad a Baby Doc e incluso se atreven a afirmar que los haitianos lo añoran “en medio de su desesperación”.

En la comisión conformada por la OEA para la verificación del proceso electoral es notoria la ausencia de latinoamericanos, pero paradójica la presencia de la muy europea Francia. Las dudas sobre el proceso electoral pretenden resolverse con la imposición de quienes pueden y quienes no competir en la segunda ronda según el “ojo por ciento” de Washington y sus aliados.

Las “elecciones libres” fueron desde el comienzo una farsa impuesta. Los primeros interesados en desconocer los resultados fueron los mismos que hoy se hacen de la vista gorda frente al regreso de Baby Doc, París y Washington no se conforman con el control a medias, puede parecer que Brasil era un obstáculo para imponer su voluntad absoluta. Quizás Urano Bacelar “haya sido suicidado” para prever “mayores daños”. Lo cierto es que la misión que se encuentra en Haití es de la ONU, pero quien elabora los informes sobre los comicios presidenciales es la OEA.

Aún no hay fecha para la segunda vuelta electoral, podrían estar tratando de torcerle el brazo a alguien y en ello se juega a varias bandas, la resurrección de las bandas paramilitares, la alianza de los duvalieristas con Martelly, la espera de que la Comisión Electoral haitiana ceda… Guy Phillippe sabe bastante sobre como torcer brazos, por allí anda suelto.

Deja un comentario

SU OPINION ES IMPORTANTE PARA NOSOTROS. No deje de compartirla sobre cualquier tema que publiquemos. Por favor, evita usar palabras que puedan ofender. Nos parece importante que nuestro sitio web tenga un nivel de discusión que corresponda con la calidad de todas las personas que nos visitan cuyo número no deja de crecer.