Contrainjerencia.com
Iniciando feeds...

Assad: una invasión de Siria tendría un efecto en cadena

Compartir

assadEl presidente de Siria, Bashar Al Assad, concedió una entrevista exclusiva al canal Russia Today (RT) donde conversó sobre el desarrollo de la situación del país árabe, en el que el Gobierno de ese país se ha enfrentado al levantamiento de grupos armados durante casi dos años.

Aseguró que una serie de eventos incontrolables en el país pudiera repercutir en más naciones del Oriente Medio y el resto del mundo. “Si en Siria se inician problemas, se generaría una reacción en cadena que afectará a todos los países, desde el Atlántico hasta el Pacífico y al mundo entero”, afirmó Al Assad.

“Creo que el precio de una intervención, si llegase a suceder, sería inaccesible para el mundo. Siria es el último bastión del laicismo, la estabilidad y la convivencia pacífica en la región”, aseguró el jefe de Estado sirio.

Aseguró que no cree que los países que se oponen a su mandato y que han apoyado con financiamiento a los grupos armados del país busquen el enfrentamiento internacional. “No creo que Occidente elegirá este camino. Sin embargo, si esto llegara a ocurrir, nadie puede predecir lo que sucedería a continuación”.

El presidente sirio también se refirió sobre su futuro y dejó claro que no piensa abandonar su país. “No soy un títere de Occidente para irme al oeste o a algún otro lugar. Yo soy sirio, nací y me creí en Siria, por lo que debo vivir y morir en Siria”, dijo el presidente Al Assad.

Desde marzo de 2011, Siria es escenario de disturbios y atentados terroristas que han cobrado la vida de al menos 25 mil personas, según cifras de las Naciones Unidas (ONU).

El Gobierno de Al Assad ha aclarado que por las acciones de violencia, por parte de grupos armados contra la población civil y militar, es que sigue la ofensiva contra los terroristas en las diferentes partes del país.

El Gobierno sirio ha entregado a la ONU pruebas de cómo naciones occidentales -Estados Unidos, Francia e Inglaterra -junto a países árabes -Turquía, Arabia Saudita y Qatar- financian a los grupos armados, para promover la desestabilización y el caos en Siria y obligar a una intervención internacional que ha sido bloqueada desde el Consejo de Seguridad de la ONU por Rusia y China.

Asimismo, Al Assad ha enfatizado que la ola de violencia generada por los armados obstaculiza cualquier solución pacífica al conflicto en la nación árabe, propuesta por la comisión de paz de la ONU y la Liga Árabe.

1 Comentario

  1. Imperialismo en Libia y Siria, Parte del Nuevo Orden o Desorden Mundial -

    roberto dante -
    Lanús, Argentina – nov 2012 -

    Al Assad acierta al expresar que una intervención directa del eje imperialista en Siria provocaría reacciones en cadena en el mundo antiimperialista. Lo cual, pondría al mundo todo en una situación apocalíptica de incierto futuro.
    Esto último lo saben las corporaciones que hegemonizan el poder económico internacional. Son nítidos sus contradictorios movimientos de los últimos meses. Pero, no olvidemos que la tarea del imperialismo de turno es profunda en lo que se refiere a destruir las culturas, políticas y economías que se le oponen

    Hablan de defender la libertad y la democracia, mientras asesinan, torturan con descaro y falta de humanidad. Por supuesto. Son defensores del libre comercio; mientras sostienen o imponen las peores dictaduras en Latinoamérica, África, Medio Oriente que son obsecuentes con los actuales intereses del neoliberalismo. Siempre contra las necesidades y libertades de los pueblos. ¿De qué democracia hablan? ¿Sobre qué libre comercio mienten

    La Organización de la Conferencia Islámica (OCI) desde los palacios de sus retrógradas monarquías aplaudieron la muerte de sus pares ¿Son sus pares? En su gran mayoría sólo son hombres y mujeres de pueblo. ¿De qué pueblo? No importa. Sólo de pueblo. Como El Palestino; porque “atención”, el sionismo israelita continuará intensificando sus múltiples ataques sobre Gaza, mientras sus colonos penetrarán más sobre el ensangrentado suelo de Palestina. Paralelamente, Marruecos aprovechará para acrecentar el genocidio sobre el pueblo Saharaui.

    ¿Estamos frente una coalición de los nuevos nazis del siglo XXI? Por supuesto; pero sobre esto nada se difundirá por los Medios Oligopólicos de Comunicación. Sólo la mentira y la desinformación nos esperan. Es fundacional ampliar las cadenas alternativas de información y sostenerlas.

    La ONU, los miembros de la Unión Europea, La OTAN y hasta el Tribunal Superior de La Haya martillaron y martillan sobre “las conductas asesinas de Gadaffi y Assad”.
    Pero: ¿Fueron Gadafi o Assad quienes ordenaron arrojar las bombas atómicas sobre poblaciones civiles japonesas? No. ¿Ellos financiaron y entrenaron a los mercenarios que fracasaron en la invasión a Playa Girón? No. ¿Fueron ellos quienes instruyeron a las fuerzas de represión latinoamericanas en los más crueles sistemas de tortura y genocidio sobre los pueblos que luchaban contra las dictaduras militares en los 70? No. Y ¿ellos humillan y degradan a los “supuestos terroristas” detenidos en Guantánamo y en las decenas de cárceles secretas en Medio Oriente que ya fueron públicamente reconocidas por El Pentágono? No.

    Aunque las múltiples décadas de Gadafi y de Assad en el poder son un despropósito, funcionaron como un freno para los intereses de EEUU que no pudieron apropiarse del petróleo libio o pisar suelo sirio. Mas precisamente, como puede leerse en “Camino hacia el nuevo desorden mundial”, del profesor Peter Dale Scott, sobre los poderes económicos que secretamente digitan la política exterior y de defensa de EE.UU. más allá de las fachadas pseudo democráticas.

    No estoy hablando de “manos sucias”. Sino de seres –que se dicen humanos- hundidos en el barro más fétido.

    No quedan dudas que la reciente penetración imperial en Noráfrica se basa en un nuevo paradigma: “El derecho internacional de establecer Democracias” donde estén estacionadas “Las Dictaduras”. Pero, ¿quién estipula donde hay democracias y/o dictaduras?

    Los procesos revolucionarios deben ser muy cuidadosos, pues pueden caer en un falso dilema: “dictadura o democracia”. Si leemos, atentamente, los grandes Medios de Información Oligopólicos, comprenderemos que la Democracia, de la cual hablan Bush, Obama, HillaryClinton y el Tea Party, es la que el Capitalismo (en su etapa más destructiva para los pueblos) “quiere que sea”

    Pero el horizonte no es tan negro. El Multiculturalismo del siglo XXI es un hecho irreversible -positivo-. Hay que trabajar aprendiendo a tomar lo mejor de cada cultura, y hacer la síntesis durante los caminos (diversos) para la toma del poder por los pueblos.

Deja un comentario

SU OPINION ES IMPORTANTE PARA NOSOTROS. No deje de compartirla sobre cualquier tema que publiquemos. Por favor, evita usar palabras que puedan ofender. Nos parece importante que nuestro sitio web tenga un nivel de discusión que corresponda con la calidad de todas las personas que nos visitan cuyo número no deja de crecer.