Contrainjerencia.com
Iniciando feeds...

Actriz Isabelle Huppert, vedette del XV Festival de Cine Francés de La Habana

Compartir

_isabelle-huppertFAUSTO TRIANA / PL – De La Ceremonia hasta Un asunto de mujeres estaría el hilo conductor de una carrera brillante en el séptimo arte, aunque omitir La pianista sería como perturbar el donaire de excelencias de Isabelle Huppert.

“Vuelvo a Cannes en mayo y regreso con Michael Haneke, con Amour, y no es una broma”, dijo en exclusiva con Prensa Latina la afamada actriz, musa favorita del desaparecido Claude Chabrol, “el único que me complació en el capricho de cantar en el cine”.

Emocionada por la acogida del público habanero en el XV Festival de Cine Francés en Cuba, que comenzó el pasado 27 de abril y se extenderá hasta el 23 de mayo, se declaró deslumbrada por la pasión de los espectadores aquí.

“Demuestran un entusiasmo enorme y se mantienen muy atentos con el evidente interés de descubrir las claves de todo tipo de cine, lo cual me resulta extraordinario”, confesó.

Preguntada sobre proyectos inmediatos, la también favorita de Godard, Marco Ferreri y Andrzej Wajda, entre otros se refirió en especial al austriaco Michael Haneke, ganador por cierto de la Palma de Oro de Cannes en 2010 cuando Huppert presidió el jurado.

Haneke (Una cinta blanca) fue precisamente el realizador de La pianista, una desgarradora historia en la cual la diva francesa derrocha histrionismo. El idilio se renueva ahora y el dueto austro-galo aterriza con Amour.

No cualquier Amour, se diría, cuando algunas pistas prometen sacudir fibras sensibles. Huppert al lado de Emmanuel Riva y sobre todo de Jean-Louis Trintignant en el regreso al celuloide tras un largo retiro físico y espiritual.

“También he filmado Tip Top, de Serge Bozon, junto a Sandrine Kiberlain (una comedia policíaca) y tuve una experiencia sobrecogedora en el rodaje en Corea del Sur de In Another Country, de Hong Sang-soo.

Para mí, actuar en el cine es como emprender un viaje, introspectivo muchas veces, que se confunde entre la ficción y la realidad y si bien pareciera en un momento dado una tendencia hacia ciertos personajes complejos, igual me agrada lo simple, admitió.

Rostro impasible y frío en ocasiones, o de una sensualidad contenida, sus respuestas se antojan acompasadas con su elevado bagaje cultural, sin altisonancias en los pinceles que le dibujaron en La Sorbona de París.

“Tres veces Anne (interpreta a tres mujeres diferentes) es la línea que sigue a In Another Country, con un director tan original como relajado. Adentrarme en la subjetividad de los personajes es quizá el don que me impide lanzarme a la dirección”, apuntó.

En La Habana, los cinéfilos están de fiesta. Ya tener a Isabelle Huppert es un privilegio. Verla en La encajera, Violette Noziere, Sálvese quien pueda, Loulou, La limpiada, Madame Bovary, Mi hermana y yo y Madame Bovary, además de las mencionadas, es un lujo.

Deja un comentario

SU OPINION ES IMPORTANTE PARA NOSOTROS. No deje de compartirla sobre cualquier tema que publiquemos. Por favor, evita usar palabras que puedan ofender. Nos parece importante que nuestro sitio web tenga un nivel de discusión que corresponda con la calidad de todas las personas que nos visitan cuyo número no deja de crecer.