Contrainjerencia.com
Iniciando feeds...

Camila Vallejo: “Los jóvenes somos hijos de la dictadura de Pinochet”

imagen-camilaLa vicepresidenta de la Fech, Camila Vallejo, expresó su inquietud ante algunos sectores que, “aunque no son mayoritarios”, añoran aún la época de la dictadura militar de Pinochet.

“Somos hijos de un modelo que se nos dejó sin consultarnos, que tendió a la profundización de la desigualdad y la transformación de la sociedad en un mercado de intereses privados que mide todo en función de la rentabilidad”, afirmó Vallejo en entrevista con el diario argentino Página 12.

Asimismo, subrayó que tras la posdictadura, nada ha podido ser recuperado, que parte de ese sector de poder “no ha garantizado ni garantiza la democracia plena, la recuperación de los espacios públicos perdidos con (el dictador Augusto) Pinochet”.

En ese contexto, plantea Vallejo, es necesario que los jóvenes sigan un camino de “transformaciones estructurales: cambios en el sistema político, en el económico y de modelo de desarrollo que tenemos actualmente”.

“Nuestra actual Constitución política fue hecha y aprobada en dictadura. No se puede entender que lo que viva Chile hoy sea considerado una democracia, entonces. Falta que se distribuya equitativamente el poder político, el económico, el cultural e intelectual, reservado hoy en día en los grandes medios de comunicación hegemónicos y en los intereses económicos”, acotó la dirigente estudiantil.

2 Comentarios

  1. Completamente de acuerdo con lo que dices. Animo, a los serviles, besamanos de gobernantes no les gusta esto, pero que se aguanten porque esto es la verdad. Latinoamerica nos necesita a todos y todas para cambiar las estructuras de muerte que cabalgan por los Estados.

  2. ¡ Animo Camila, la lucha sera dura y larga, sois jovenes, vosotros podeis!

Deja un comentario

SU OPINION ES IMPORTANTE PARA NOSOTROS. No deje de compartirla sobre cualquier tema que publiquemos. Por favor, evita usar palabras que puedan ofender. Nos parece importante que nuestro sitio web tenga un nivel de discusión que corresponda con la calidad de todas las personas que nos visitan cuyo número no deja de crecer.