Contrainjerencia.com
Iniciando feeds...

España: decretan el 18 de julio “Día de condena al régimen franquista” a pesar de oposición falangista

En España, el monstruo sigue vivo.

El Ayuntamiento de Orduña  aprobó declarar la jornada del próximo 18 de julio, 75 aniversario del golpe fascista contra el gobierno democrático de la II República, como “Día oficial de condena al régimen franquista”.

En la votación, Bildu votó a favor, el PNV se abstuvo y el PP votó en contra.

Además de la aprobación, la corporación aprobó también hacer un llamamiento a los vecinos a colocar ikurriñas o banderas de la II República en sus balcones.

La denominada «Ley de Símbolos» impidió que se abordara la propuesta de colgar del balcón del Ayuntamiento el próximo 18 de julio, además de la ikurriña, la bandera tricolor en homenaje a todos los que sufrieron en una u otra medida las consecuencias del fascismo criminal del régimen franquista.

La representación de Bildu, junto con vecinos del pueblo acordaron celebrar un pequeño acto simbólico de homenaje a los valores democráticos contra los que se levantaron los militares golpistas.

El acto estará presidido por la ikurriña y la bandera republicana “porque las personas con un verdadero sentido democrático de la sociedad y de la Historia no asumimos aunque nos obliguen a cumplir las normas de una legalidad que rechaza y castiga por ley que en un día tan señalado como el 18 de julio puedan ondear en los ayuntamientos y otras instituciones la ikurriña y la bandera tricolor de la II República“, han declarado.

6 Comentarios

  1. Lo tuyo no era una familia era una banda de taraos comunistas ricos en el regimen franquista???????????, socialistas que vivian de lujo con franquito,abogados directores de cine, tu mientes e inventas cosas para llamar la atención sobre algo terrible, como una dictadura fascista(apoyada por hitler y musolini) contra el pueblo Español que decidió democraticamente elegir su destino deja de poner chorradas y vete al valle de los caidos a ver si con suerte se cae contigo dentro.

  2. Pese a que soy nieta de un concejal socialista fusilado por las tropas de Franco injustamente pues era un hombre de paz, periodista y abogado, tengo que decir que Franco creó la España moderna en la que no había ni el desempleo, ni la muy injusta distribución de la riqueza, ni el crimen ni la droga ni la pobreza ni las familias destruídas ni el involucrarse en guerras imperialistas de los gringos, que hay con la democracia incluso con el “socialismo” de Zapatero. En condiciones deplorables, España se reconstruía, y sin el dineral que USA dio a otros países; todo el mundo tenía al menos un apartamento y un carrito y un colegio decente para los niños, no había grandes deudas ni padres arruinados ni madres que tuvieran que salir a trabajar.
    Mis parientes socialistas se dieron una vida estupenda bajo Franco y se la pasaban hablando pestes de él, incluído mi padre que ganó una cátedra en Málaga y prefirió irse a Venezuela a casarse con mi madre y a tratar de olvidar el odio contra Franco por haber arruinado a la familia y aliarse con las fuerzas de la reacción (los monárquicos de siempre que siguen enchufados con el socialismo también). Falange era muy igualitaria y mi madre se sentí falangista; le gustaba como a mí el que hace mucho por el pueblo y por el país en general; ella apoyó con su voto al militar Pérez Jiménez (elegido senador por los venezolanos y respetado por Chávez)y luego votó por Chávez. Era ecléctica como yo lo soy.
    Mi padre en cambio nunca estuvo de acuerdo con Chávez porque no quería que lo gobernara un militar como Franco. Era un hombre de principios socialistas que no cambian, estáticos, férreos; vivió peleando con mi madre y maldiciendo a Franco.
    Mis tíos y primos socialistas nunca dejaron España; eran abogados, ingenieros, directores de cine (comunistas como Julio Diamante) y guionistas premiados en Berlín (Elena Sáez); otros trabajaban para la FAO y vivían en Suiza (mi tía Margarita Sáez que era sindicalista y nunca trabajó después de casada). Tenían apartamentos en la sierra o en Francia. Cuando yo los visitaba se ponían contentísimos, sacaban vinos y quesos estupendos, y a maldecir de Franco.
    Yo lo que sí quisiera es visitar los restos de mi abuelo, fusilado por los carlistas, en Navarra, están en una fosa común y esto lo veo difícil. Creo que el hombre se merece un pequeño homenaje mío y estoy en eso, con la ayuda de una profesora socialista que tiene cargo político.

    • Si tu abuelo levantara la cabeza se volvía a morir, pero esta vez del disgusto y después de decir las cosas que estás diciendo no creo yo que él quisiera que le visitaras en su tumba. ¡¡¿¿La España moderna sin desigualdades ni exclusión??!!. Sin desigualdades ni exclusión para los terratenientes, la Iglesia y los cuatro fascistas pegados al poder….. ¡¡Qué barbaridades tiene que leer una de tanto en tanto!!. Te lo dice una familiar de tres fusilados y de toda una familia masacrada, hundida en la miseria…..y sin posibilidades de estudiar, ya que todos y todas, aunque fueran niños de 7 años tenían que trabajarle al señorito para poder comer algo.

    • Franco lo único que creo fue crimen y miseria. La poca riqueza que se creo en la y durante la sangrienta dictadura fue creada por las y los trabajadores, explotados hasta las maximas consecuencias. La falta de libertades, prensa sindicales, los y las asesinados, los y las presos politicos esa era la real España que pareces añorar. Quiero suponer que sus palabras se deben a la ignorancia y no a la mala fe, para que su abuelo pueda descansar en paz.
      Por último recordar que el igualitarismo de los Facistas de la Falange era el tiro en la nuca

  3. En España el monstruo sigue bien vivo y sus hijos estan en el poder por muy socialistas y obreros que se llamen.
    revolución y republica

Deja un comentario

SU OPINION ES IMPORTANTE PARA NOSOTROS. No deje de compartirla sobre cualquier tema que publiquemos. Por favor, evita usar palabras que puedan ofender. Nos parece importante que nuestro sitio web tenga un nivel de discusión que corresponda con la calidad de todas las personas que nos visitan cuyo número no deja de crecer.