Contrainjerencia.com
Iniciando feeds...

Bolivia: informe antidrogas de EE.UU. es en represalia por expulsión de la DEA

La DEA no regresará a Bolivia, asegura Evo.

(teleSUR-Efe-Abi-La Razón) – El Gobierno de Bolivia considera contradictorio el informe antidroga que publica anualmente Estados Unidos y aseguró que se trata de una represalia porque en el 2008 el país andino expulsó al Departamento Estadounidense Antidroga (DEA) de su territorio.

Durante una rueda de prensa en la ciudad central de Cochabamba, el mandatario afirmó que esa decisión del presidente Barack Obama no le asusta.

La “descertificación no nos asusta. Como ellos mismos reconocen, hay resultados en Bolivia; entonces estamos contentos con los logros alcanzados en la lucha contra el narcotráfico; ahora la certificación o descertificación, a esta altura, es lo de menos”, reiteró el jefe de Estado.

“La lucha contra el narcotráfico es un pretexto para el imperialismo norteamericano que tiene intereses geopolíticos”, razón por la cual no le temen a los señalamientos estadounidenses.

El pasado miércoles 15 de septiembre, el presidente de Estados Unidos informó al Congreso de su país que Bolivia “ha fallado de manera demostrable” en cumplir sus obligaciones sobre acuerdos antinarcóticos internacionales en el último año. Del mismo modo, aseguró que por tercer año consecutivo, el país suramericano es descertificado.

La preocupación de la Casa Blanca, por la “poca” colaboración de Bolivia contra el narcítrafico, contradice a la directora de la división antinarcóticos de la Embajada de  Estados Unidos, Susan Keogh, quien informó que menos del uno por ciento de la droga incautada en sus fronteras es de origen boliviano.

Morales se preguntó, entonces, si Estados Unidos está realmente en contra del narcotráfico, “¿por qué no cierra sus fronteras y acaban con el mercado de la cocaína?”.

Entretanto, el viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, César Navarro, también descalificó el informe del Presidente estadounidense porque “se atribuye un poder que no le ha dado absolutamente nadie”.

Navarro exhortó a las autoridades estadounidenses a “autocertificarse” por su mayor nivel de consumo de droga.

Informes internacionales han demostrado que el país norteño es el principal mercado de consumo de drogas de diverso tipo, entre ellos de cocaína, lo que alienta la producción.

La DEA no regresa a Bolivia

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, manifestó su “preocupación” por la presencia de narcotraficantes extranjeros y por el tránsito de drogas en Bolivia y afirmó que la expulsión de la DEA perjudicó los esfuerzos para desmantelar organizaciones ilegales.

Por su parte, el mandatario boliviano insistió en que no permitirá que la DEA regrese a su país. Esta posición, fue confirmada por el ministro de Defensa, Rubén Saavedra, quien señaló que “es una decisión tomada de que esa entidad no retorna”.

Ley 1008

El senador del partido boliviano Movimiento Al Socialismo (MAS), Eugenio Rojas, informó este viernes que el Gobierno junto a los asambleístas nacionales construyen un proyecto para contar con una nueva Ley 1008, destinada a la lucha contra el narcotráfico.

“Estamos en el proceso de construcción de la nueva Ley 1008 bajo la premisa de que, con el mismo dinero y recursos del narcotráfico, podemos destruir a este delito”, explicó.

Señaló que el proyecto de ley podría estar incluido hasta finales del próximo mes de noviembre, a fin de ser consensuado y enviado a la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) para su consideración y aprobación.

“La única forma de impactar a los narcotraficantes es apuntando a su economía, la incautación de sus bienes, propiedades, movilidades, avionetas y otros”, anotó.

En referencia al informe, Rojas dijo que la descertificación de Bolivia por parte de Estados Unidos tiene fines políticos y asegura que el país norteamericano no cumple con su obligación de reducir la demanda.

Rojas dijo, en cuanto a datos estadísticos, que Colombia produce el 51 por ciento del total de coca, Perú el 32 y Bolivia el 18 por ciento. Mientras que en referencia a la producción de cocaína, el senador boliviano afirmó que Colombia es responsable del 62 por ciento, Perú 28 por ciento y Bolivia el 10 por ciento.

Acotó que, del total de cocaína incautada en Estados Unidos y Europa, el 89 por ciento llega de Colombia, 10 por ciento de Perú y el uno por ciento de Bolivia.

“No obstante,  (…) lo extraño es que Estados Unidos certifica a Colombia y Perú y descertifica a Bolivia”, enfatizó.

Obama señaló que la consideración de país que incumple “de manera demostrable” sus compromisos contra la droga, como el caso de Bolivia, puede abrir la puerta a la aplicación de sanciones, según la Ley de Autorización de Relaciones Exteriores.

La Ley de Autorización, contempla que el presidente estadounidense debe notificar cada año los países que considera que son importantes productores de droga o de tránsito de estupefacientes en el mundo.

Obama informó -a través de un memorando enviado a la secretaria de Estado, Hillary Clinton- que ha decidido “continuar el apoyo a programas bilaterales en Bolivia y programas limitados en Venezuela es vital para los intereses nacionales de Estados Unidos”.

Deja un comentario

SU OPINION ES IMPORTANTE PARA NOSOTROS. No deje de compartirla sobre cualquier tema que publiquemos. Por favor, evita usar palabras que puedan ofender. Nos parece importante que nuestro sitio web tenga un nivel de discusión que corresponda con la calidad de todas las personas que nos visitan cuyo número no deja de crecer.