Contrainjerencia.com
Iniciando feeds...

Testimonio de Chávez Abarca presentado por Cuba en la ONU como prueba contra EE. UU.

Diario digital La Página, San Salvador – Con base a las declaraciones del salvadoreño Francisco Chávez Abarca, detenido en julio pasado en un aeropuerto de Venezuela, Cuba denunció ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) la presencia en Estados Unidos de conocidos terroristas, responsables de ataques contra la isla.

Los salvadoreños Raúl Ernesto Cruz León, Otto René Rodríguez Llenera y Francisco Chávez Abarca, los tres supuestamente reclutados por Luis Posada Carriles para cometer actos de terroristas en Cuba, guardan prisión en la isla. Los primeros dos condenados y el tercero a la espera el juicio y de rendir declaraciones incriminatorias contra su supuesto reclutador.

Chávez Abarca, detenido en el aeropuerto venezolano de Maiquetia acusado de intentar protagonizar atentados en Venezuela, previo a las elecciones legislativas de septiembre, fue deportado a  La Habana en correspondencia con la alerta roja de INTERPOL.

Sin embargo su esposa Karla Guadalupe Trigueros, manifestó sus sosechas, en el sentido de que su marido había sido secuestrado en Guatemala y desde ahí llevado a Venezuela para su posterior deportación a Cuba.

En la isla, Chávez Abarca ha dicho ante los medios oficiales y autoridades nacionales, que fue reclutado por Luis Posada Carriles y que iba a Venezuela cumpliendo sus órdenes.

Las declaraciones de Chávez Abarca han servido para que la diplomacia cubana reitere ante la ONU sus acusaciones en contra de Estados Unidos, porque es un país donde se “pasean” libremente los terroristas, reseña Cuba Libre.

El embajador cubano ante la ONU Pedro Núñez Mosquera, sostuvo que el consejo permanente de Seguridad de dicho organismo mundial está obligado a exigir que  Estados Unidos permita que los cubanos enjuicien a los terroristas.
El diplomático acusó al Gobierno de Washington de practicar una posición de doble rasero al no juzgar y permitir que los responsables confesos de actos terroristas contra su nación y otros países sigan en libertad y participando en actividades políticas, reporta la Agencia Cubana de Noticias.

Se supone que en las declaraciones de Chávez Abarca, no solo vincula directamente con algunos actos terrorista, sino a otros cubanos que residen en Miami y que serían parte de una red dedicada a desetabilizar al régimen de los Castor y al pueblo cubano.

Núñez Mosquera, según Prensa Latina, citó los casos de los criminales Luis Posada Carriles y Orlando Bosch Ávila, autores intelectuales del crimen de Barbados y otras atrocidades, quienes se pasean libremente por las calles de Miami, mientras que las autoridades norteamericanas mantienen desde hace 12 años en prisión, de manera injusta y arbitraria a “cinco luchadores antiterroristas”, refiriéndose a  Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero, Fernando González y René González.

Según Debate Cubano, las declaraciones del salvadoreño Chávez Abarca han servido al pueblo cubano para tener una mejor ilustración de cómo operan los grupos terroristas desde suelo estadounidense.

Las mismas declaraciones del salvadoreño servirán al estado cubano para formular la acusación contra éste, que será acusado de actos de terroristas y podría enfrentar una condena centenaria.

Chávez Abarca confesó ante la fiscalía cubana y la presencia de represetantes del tribunal del pueblo, que fue contratado por Posada Carriles y que fue entrenado por personas cercanas a dicho personaje. Asimismo reiteró que su viaje a Venezuela, desde Guatemala donde vivía desde hace varios años, fue para planificar acciones desestabilizadoras para favorecer a la oposición venezolana.

Posada Carriles lo contactó y reclutó en la década de los 90, cuando Chávez Abarca no pasaba de los 25 años de edad. También fueron reclutados los  salvadoreño Raúl Ernesto Cruz León y Otto Rene Rodríguez Llenera que también participaron en actos terroristas y guardan prisión en cárceles cubanas.

Se supone que el  primer trabajo de Chávez Abarca, previa capacitación, ocurrió en abril de 1997, cuando detonó un artefacto  explosivo en un baño de hombres de una disctoeca del hotal Meliá Cohiba.

Luego se involucró en otras acciones, aparentemente todas ordenadas por Posada Carriles y sus colaboradores.

A juicio del embajador cubano en la ONU, las declaraciones del salvadoreño son suficientes para que el consejo permanente de seguridad de Estados Unidos, permita el enjuciamiento de Luis Posada Carriles, que incluso llegó a obtener documentos salvadoreños extendido por una municipalidad del departamento de Usulután.

Deja un comentario

SU OPINION ES IMPORTANTE PARA NOSOTROS. No deje de compartirla sobre cualquier tema que publiquemos. Por favor, evita usar palabras que puedan ofender. Nos parece importante que nuestro sitio web tenga un nivel de discusión que corresponda con la calidad de todas las personas que nos visitan cuyo número no deja de crecer.