Contrainjerencia.com
Iniciando feeds...

Cabecilla de cumbre golpista de Washington, buscado por masacre de 60 civiles bolivianos

Carlos Sánchez BerzaínJean-Guy Allard.-  El Director del InterAmerican Institute for Democracy (IID) que organiza para este miércoles 17 de noviembre una verdadera cumbre de golpistas y terroristas en el Capitolio de Washington, es nada menos que Carlos “Chulupi” Sánchez Berzaín, ex brazo derecho y ministro de Defensa del ex presidente boliviano Gonzalo “Goni” Sánchez De Lozada, ambos prófugos de la justicia de su país por su responsabilidad en la “Guerra del Gas” de octubre de 2003, que dejó más de 60 muertos y casi medio millar de heridos.

La extradición de Sánchez de Lozada, Sánchez Berzaín y de otro ministro, Jorge Berindoague, fue solicitada oficialmente al Departamento de Estado de Estados Unidos el 10 de noviembre de 2008. Los tres individuos huyeron a ese país el 17 de octubre de 2003, con la evidente complacencia de las autoridades norteamericanas, a pesar de la gravedad de sus crímenes.

Carlos Sánchez Berzaín fue detenido a su llegada a Estados Unidos pero luego liberado gracias a la intervención de funcionarios del Departamento de Estado. El Gobierno de Estados Unidos le otorgó el asilo político en marzo de 2007. Los familiares de sus víctimas iniciaron un juicio civil en Miami, contra el ex Presidente y contra Sánchez Berzaín.

Además de la masacre del 2003, Sánchez Berzaín fue investigado en relación con un caso de narcotráfico cuando se descubrió un cargamento de más de 4 toneladas de cocaína que transitaron por el aeropuerto de la capital.

Radicada en Miami, la IID es una organización fachada de la mafia cubanoamericana y de sus afiliados venezolanos, ecuatorianos y bolivianos. Organizó en los últimos meses “homenajes” a personajes tan controvertidos como Armando Valladares, terrorista cubanoamericano que conspiró tanto en Santa Cruz como en Tegucigalpa, a quien presentó un “Premio para la defensa de los derechos humanos”.

Como si no fuera suficiente, el IID se jacta de tener al propio Valladares de “consejero” junto a Carlos Alberto Montaner, prófugo de la justicia cubana condenado en La Habana en 1960 por terrorismo después de ser arrestado con artefactos explosivos mientras se desarrollaba en esa ciudad una intensa campaña de terror prómovida por la CIA.

El IID también celebró las “virtudes” de Enrique Ros, un apologista del régimen de Fulgencio Batista y del terrorista Orlando Bosch. Ros es el padre de la congresista Ileana Ros-Lehtinen.

También se promovió a Horacio Aguirre, viejo colaborador de la CIA y padre del actual presidente de la desprestigiada Sociedad Interamericana de Prensa.

Este “instituto” llegó incluso a organizar otro evento para celebrar los “méritos” de ese viejo canalla Huber Matos, traidor cubano que se convirtió en narcoterrorista, cuyo hijo traficante logró escapar a la justicia norteamericana por haber encontrado  refugio en Costa Rica.

El IID se asocia con frecuencia a otra organización fachada, el Instituto de Estudios Cubanos y Cubanoamericanos (ICCAS), fuertemente subsidiado por la USAID para difamar a Cuba y dirigido por el ex analista de la CIA Jaime Suchlicki.

El presidente del consejo de la organización es Guillermo Lousteau Heguy, un académico de pura cepa pinochetista.

El evento convocado por el IID en Washington reunira este miércoles 17 de noviembre, en las salas del Capitolio, a la más amplia colección de golpistas y de terroristas latinoamericanos jamás vista en la capital norteamericana, encabezados por Otto Reich y Roger Noriega, con la aprobación del propio Congreso de Estados Unidos y el apoyo financiero de organizaciones multimillonarias tales como la ultraderechista Heritage Foundation, el Hudson Institute y el Center for Security Policy.

Los comentarios se han cerrado.