Contrainjerencia.com
Iniciando feeds...

Monsanto fabricó el fósforo blanco utilizado en los ataques israelíes a Gaza

images

JUSTIN GARDNER / ACTIVISTPOST – Monsanto se ha ganado la dudosa reputación de ser una de las empresas más odiadas del mundo. Sus estentóreas declaraciones de que alimenta al mundo y ayuda al medio ambiente han quedado en una mera farsa.

Sus cultivos transgénicos no han aumentado los rendimientos, a pesar de sus afirmaciones en sentido contrario. Lo cierto es que: 1) ha favorecido los monocultivos y la Agricultura Industrializada, 2) asfixia la agricultura sostenible no transgénica, 3) acaba con los insectos beneficiosos y los hábitats acuáticos con las toxinas Bt, 4) ha provocado la aparición de las supermalezas, 5) ha aumento la utilización de herbicidas químicos, sobre todo de Roundup, y 6) está llevando a cabo un experimento a gran escala con los alimentos modificados genéticamente.

Su único objetivo son las ganancias por encima de todo, y lo hace utilizando Gobiernos e inscribiendo patentes sobre la vida. Monsanto se ha infiltrado en las Agencias gubernamentales por medio de las personas que tenía anteriormente empleadas, de modo que pueden utilizar el poder para alcanzar una posición más dominante en los mercados. Ha firmado recientemente el Tratado de Asociación Transpacífica (TPP), lo que es prueba de que puede lograr mayor ventaja.

Ningún otro país del mundo está más controlado por Monsanto que Estados Unidos. Ha encontrado un terreno fácil para acabar con derechos civiles y proceder a construir una Corporatocracia más perfecta. La agricultura es el terreno más recientemente conquistado por este gigante de los transgénicos.

La fabricación de productos químicos por parte de Monsanto tiene una larga trayectoria, sobre todo en Vietnam, donde se utilizó el Agente Naranja para diezmar vastas extensiones de la selva tropical, envenenando a numerosos civiles y soldados vietnamitas, incluso estadounidenses. El popular herbicida 2-4, D que se utiliza hoy en día es un ingrediente del Agente Naranja.

Pero el papel de Monsanto como proveedor de productos químicos mortales para uso militar está aún más arraigado. Durante al menos 20 años ha suministrado fósforo blanco al Gobierno de Estados Unidos para la fabricación de armas incendiarias. Es más, parte de este fósforo blanco se utilizó en la invasión israelí de Gaza a finales de 2008, en la operación conocida como Plomo Fundido, aunque habría que hablar de la Masacre de Gaza.

Israel negó el uso de fósforo blanco en un primer momento, pero admitió finalmente que lo utilizó en Gaza al ser presionado por los medios de comunicación. Dijeron que lo habían utilizado para oscurecer o iluminar, pero incluso este uso está prohibido en las zonas civiles en virtud de la Convención de Ginebra. De acuerdo con Sputnik News, en 2009 el Departamento de Estado de Estados Unidos confirmó el envió de armas con fósforo blanco desde su planta de Arkansas a Israel para su empleo en la invasión de Gaza.

La conexión de Monsanto con los crímenes de guerra de Israel, y otros usos del fósforo blanco, fueron destapados cuando el Current Events Inquiry descubrió varios documentos en el sitio web US Federal Business Opportunities (FBO), encontrando que la Empresa Agroindustrial proporcionó 180.000 libras de fósforo blanco para la fabricación de proyectiles para el arsenal Pine Bluff de Arkansas.

Sólo hay una fuente de fabricación en Estados Unidos en la actualidad, Monsanto. Para la producción del fósforo blanco se requiere de una determinada tecnología y de conocimientos. Estas tecnologías y habilidades están protegidas por la NTIB (Tecnología Nacional y Base Industrial), un término reservado para aquellas “personas y organizaciones que se dedican a la investigación, desarrollo, producción, integración de servicios y actividades de tecnología llevadas a cabo en Estados Unidos y Canadá) en caso de emergencia nacional […] El mantenimiento de estas habilidades dentro de la NTIB es esencial para que la capacidad de producción del fósforo blanco siga preservada. Sin esta restricción de la NTIB existiría el riesgo de que la capacidad nacional de producir fósforo blanco se perdiese […] Con un solo productor de fósforo blanco protegido por la NTIB (Monsanto), el apoyo del Gobierno para mantener esta capacidad es de vital importancia, ya que reduce el riesgo para los combatientes en guerra en tiempos de emergencia nacional, así como evitar una dependencia potencialmente peligrosa de una fuente externa”.

El Gobierno promueve el fósforo blanco a través de un contratista externo, ICL Perfomance Products, que es subsidiaria de Israel Chemicals, Ltd. Antes de utilizar fósforo blanco en la masacre de Gaza, violando la Convención de Ginebra, Israel ya lo había utilizado militarmente en el Líbano en 2006. Estados Unidos lo utilizó en las municiones durante la batalla de Faluya, Irak, en 2004.

Sputnik News describe los efectos del fósforo blanco cuando la gente está lo suficientemente cerca para sentir sus efectos, como ocurre en las zonas civiles densamente pobladas, caso de Gaza.

El fósforo blanco no sólo mutila, sino que puede matar. Se enciende en contacto con la piel y produce quemaduras, persistiendo hasta que se acaba el combustible o se agota el oxígeno. Si se inhala o se ingiere, puede causar graves daños en las mucosas con las que entra en contacto.

Al ser absorbido por la piel significa que una quemadura que afecte al 10% puede causar daños en los órganos internos, tales como el corazón, el hígado o los riñones, pudiendo ser fatal. Incluso después de la curación por una exposición a fósforo blanco, las víctimas pueden sufrir durante muchos tiempo problemas de salud, incluyendo defectos de nacimiento y daños neurológicos”.

La fabricación de productos químicos siempre ha sido un negocio muy lucrativo para Monsanto, especialmente cuando se trata de suministros militares, desde el Agente Naranja en Vietnam al fósforo blanco en la actualidad ¡Quién sabe qué otras cosas se hacen causando muerte y destrucción!

Justin Gardner escribe para TheFreeThoughtProject.com

1 Comentario

  1. La idolatria al dinero y la ambición de pocos sustenta a estas empresas. Ojala acaben como el rey Midas, victimas de su propia ambición.

Deja un comentario

SU OPINION ES IMPORTANTE PARA NOSOTROS. No deje de compartirla sobre cualquier tema que publiquemos. Por favor, evita usar palabras que puedan ofender. Nos parece importante que nuestro sitio web tenga un nivel de discusión que corresponda con la calidad de todas las personas que nos visitan cuyo número no deja de crecer.