Contrainjerencia.com
Iniciando feeds...

Francisco llama a rechazar el culto a la riqueza, la vanidad y el orgullo

000_mvd6747247

ANDES – El papa Francisco instó hoy a rechazar el culto a la riqueza, la vanidad y el orgullo que convierten a las sociedades de pocos y para pocos, en una misa oficiada en el Ecatepec, uno de los más peligroso suburbios de México.

“Cuaresma es un tiempo para abrir los sentidos y ojos ante tantas injusticias, para desenmascarar tentaciones que buscan degradar y degradarnos”, indicó Francisco ante 250.000 personas que se reunieron para escucharlo en el Centro de Estudios Superiores de Ecatepec.

Criticó la tentación por la riqueza, “adueñándonos de bienes, que han sido dados para todos, para mí o para los míos”. Es tener -acotó- “el pan a base del sudor del otro o hasta de su propia vida”.

Luego calificó la vanidad como la búsqueda de prestigio en base a la descalificación continúa y constante de los que son distintos. También se pronunció contra el orgullo, que entendió como ponerse en plano de superioridad sobre los demás.

El pontífice dijo que hay que luchar contra las tentaciones de la riqueza, la avaricia y el orgullo que son ofrecidas a todos por el demonio porque “nos encierran en un círculo de destrucción”.

“Hermanas y hermanos, metámoslo en la cabeza, con el demonio no se dialoga, no se puede dialogar porque nos va ganar siempre. Solamente la fuerza de la palabra de Dios lo puede derrotar”, señaló Francisco, que una vez más abandonó el texto preparado para su mensaje en Ecatepec, un suburbio en el que existe mucha pobreza.

Además señaló que “hemos optado por Jesús y no por el demonio, queremos seguir sus huellas pero sabemos que no es fácil. Sabemos lo que significa ser seducidos por el dinero, la fama y el poder”.

El Papa lleva su mensaje de esperanza a una zona llena de femicidios

Como es su constumbre, Franscisco saludo a cientos de fieles desde su papamovil, en el que llegó a Ecatepec. Foto. AFP

Muchos feligreses, que asistieron a la misa, durmieron bajo improvisadas casas de campaña hechas con trozos de plástico y cartón y  soportaron temperaturas de hasta de cero grados con tal de escuchar al líder del catolicismo.

El pontífice llegó en helicóptero al Centro de Estudios Superiores de Ecatepec, donde abordó el papamóvil para recorrer lentamente el campo saludando a un mar de fieles que lo aguardaban con gritos de júbilo y ondeando banderas del Vaticano.

“Nosotros confiamos en Dios y tenemos fe, por algo viene el papa” a Ecatepec, dijo Luz María Osorio Cruz, una vecina de 60 años, que desafío la inseguridad de la zona durmiendo en la calle para poder entrar a la misa.

La ciudad de 1,6 millones de habitantes forma parte del estado de México, una región que se volvió lúgubremente famosa por las alarmantes cifras de desapariciones de mujeres y los hallazgos de muchos de sus cuerpos desmembrados flotando en el Río de los Remedios, a unos 20 kilómetros de la sede de la misa de este domingo.

Al menos 600 asesinatos de mujeres entre enero de 2014 y septiembre de 2015 se han registrado en el estado, según registros de la ONG Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio.

Custodiados por centenares de policías, los feligreses consideran que la visita del papa a Ecatepec debe ayudar a renovar la fe de sus habitantes y despertar la conciencia de los criminales.

Más de 250.000 personas se reunieron en Ecatepec para escuchar la misa del Papa. Foto:AFP

Con Francisco en la ciudad “a ver si contrarrestamos algo (de la violencia), las mujeres merecen el respeto. A ver si el Papa nos hace reaccionar para poder ser un país libre y en paz”, reflexionaba la noche anterior Francisco Valdez, un septuagenario dueño de una imprenta.

La misma preocupación expresó Janis Alexandri Vargas, un travesti de 31 años que acudió a la misa. “Sabemos que el Papa apoya a la comunidad gay y venimos para que se acabe tanta homofobia, los feminicidios y las violaciones de niños, que sabemos que hay gente que son pederastas y que a ellos no los juzgan como a nosotras”, dijo.

Antes de llegar a México, el pontífice argentino dijo que hablaría claro sobre la corrupción y el alto índice de criminalidad que afecta a varios puntos del país, con más de 100.000 muertos o desaparecidos en una década.

El sábado aprovechó su visita al Palacio Nacional y a la catedral de la capital para exigirle a líderes políticos y religiosos que hagan más gestos para devolverle la paz a los mexicanos.

Con el presidente Enrique Peña Nieto a un lado, dijo a legisladores y funcionarios del gobierno que tienen el deber de darle a los mexicanos una “justicia real” y una “seguridad efectiva”.

Más tarde, en la catedral instó a los obispos y arzobispos a enfrentar el narcotráfico “con coraje profético”.

PL/AFP/dvm/gc

1 Comentario

  1. “El papa Francisco instó hoy a rechazar el culto a la riqueza, la vanidad y el orgullo”. Instó a seguir el ejemplo de la jerarquía eclesiástica y de sus mercenarios de la fe: rechazar “el culto”, pero no la riqueza, ni la vanidad ni el orgullo. Esto es lo “histórico” de la Iglesia católica y del judeo-cristianismo en general. Y todo a costa del saqueo, la tortura, los genocidios, el hambre, y de mantener a los pueblos en la ignorancia y la estupidez.

Deja un comentario

SU OPINION ES IMPORTANTE PARA NOSOTROS. No deje de compartirla sobre cualquier tema que publiquemos. Por favor, evita usar palabras que puedan ofender. Nos parece importante que nuestro sitio web tenga un nivel de discusión que corresponda con la calidad de todas las personas que nos visitan cuyo número no deja de crecer.