Contrainjerencia.com
Iniciando feeds...

Evo: La derecha en Bolivia son la prensa y las redes sociales

f620x0-91865_91883_63

PAGINASIETE.BO – El presidente Evo Morales afirmó ayer que la derecha en Bolivia se redujo  a los medios de comunicación y las redes sociales y que,  por esa situación, la batalla es ahora internacional, contra “los modelos económicos que hacen daño al mundo”.

“Calculamos que tenemos esta dura batalla, no tanto en Bolivia, yo diría (que) la derecha en Bolivia es la prensa y las redes sociales. Saben que el pueblo está organizado, es una dura batalla a nivel internacional  y van a ser libradas con mucho orgullo, honor, compartiendo nuestras experiencias para la liberación política,  económica y haciendo gestión  constante con los pueblos”, dijo  Morales en un acto de recepción de  17 proyectos de 12 alcaldías de los Yungas, en Palacio de Gobierno.

Morales anunció una  dura batalla internacional en referencia a las derrotas electorales que sufrieron   sus colegas Nicolás Maduro en Venezuela y  Cristina Fernández en Argentina.

“Después de lo que está pasando en Sudamérica, el pueblo organizado en movimientos sociales (y el) Gobierno al frente del Estado Plurinacional desde aquí vamos a dar una dura batalla a los modelos económicos que hacen mucho daño al mundo, a sistemas que son para saquear”, dijo.

La Asociación Nacional de la Prensa de Bolivia (ANP), que representa a 17 periódicos, semanarios y agencias de noticias del país, recordó al presidente Morales que los medios de información independientes hacen ejercicio de respeto al principio fundamental de la libertad de expresión que está comprendido en el artículo 21 de la Constitución y, de la misma manera, practican la pluralidad en la difusión de noticias y opiniones diversas.
“Tanto el Gobierno, los seguidores del presidente Evo Morales, así como los puntos de vista de la oposición, tienen un espacio en los medios informativos en el marco de un trabajo equilibrado. Por tanto, no es apropiado afirmar que los medios informativos respondan a una tendencia política en particular”, indicó Franz Chávez, director ejecutivo de la ANP.

El ciberactivista Mario Durán  pidió al presidente Morales que no generalice, pues en Bolivia hay  millones de bolivianos que tienen una cuenta en Facebook, Twitter  y otras redes sociales, todos  de diferentes clases sociales y líneas ideológicas.

Un segundo tema  -destacó Durán- es que  los  memes se han convertido en armas o instrumento para difundir ciertas visiones que afectan a cualquier gobierno,  independientemente de si es de Bolivia, Sudamérica, Estados Unidos o E   uropa.

“Se puede ver los memes que sacan a Obama o Rajoy; no es un uso exclusivo en Bolivia contra el gobierno de Morales y por tanto no se puede globalizar a todos los usuarios en una tendencia política. En general, las redes sociales son para cuestionar a todo tipo de poderes o hacer quedar bien a cualquier poder”, dijo Durán, quien recomendó al Gobierno que mantenga un flujo de comunicación directo con la sociedad para evitar críticas.

Las críticas de Morales contra algunos medios de comunicación son constantes.

El fin de semana, en una  entrevista difundida por el programa Democracia Directa de Bolivia TV, el Jefe de Estado afirmó  que algunos medios de comunicación defendían el modelo económico neoliberal, la privatización y la capitalización, por lo cual recibían pagos con dinero de los gastos reservados.

No es la primera vez que Morales sitúa a algunos medios de comunicación bolivianos en la oposición a su administración.

El lunes, la ministra de Comunicación, Marianela Paco, denunció que hay una supuesta “conspiración mediática prochilena y una conducta apátrida” de la agencia de noticias ANF y de Página Siete, en Bolivia, y de otros medios chilenos.

Deja un comentario

SU OPINION ES IMPORTANTE PARA NOSOTROS. No deje de compartirla sobre cualquier tema que publiquemos. Por favor, evita usar palabras que puedan ofender. Nos parece importante que nuestro sitio web tenga un nivel de discusión que corresponda con la calidad de todas las personas que nos visitan cuyo número no deja de crecer.