Contrainjerencia.com
Iniciando feeds...

Con la complicidad de la CIA, Miami reúne a una verdadera camorra mafiosa, afirma investigador

Reunión en MiamiCaracas, 12 Nov. (AVN) –  “Vemos que Miami, en complicidad con la CIA y el FBI, reúne a una verdadera camorra mafiosa latinoaméricana que sólo intenta desestabilizar al resto del continente”, ndestacó el periodista canadiense radicado en Cuba  e investigador de las políticas injerencistas de los EEUU, Jean-Guy Allard, durante su visita a Venezuela en la antesala a la Feria Internacional del Libro, en la cual presentará el libro del cual es autor, junto con la abogada Eva Golinger, “La agresión permanente”.

En una entrevista con la Agencia Venezolana de Noticias (AVN), Allard indicó que ante el fuerte dominio que tiene Norteamérica sobre los grandes organismos internacionales como la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Organización de Naciones Unidas (ONU), Latinoamérica decidió emprender su propio camino.

“América Latina ha tomado el camino correcto con la creación de Unasur y el Alba. Son organizaciones profundamente latinoamericanos que se han creado y reforzado con naciones independientes. Con estos organismos se está empujando contra la pared a la derecha que tiene un poder que no se merece, ni se justifica”, señaló.

No obstante, el investigador advirtió que ante la respuesta latinoamericana, EEUU no cesará en su intento por tratar de intervenir en la política de los gobiernos independientes, por lo que alertó a estas naciones a estar “más atentas que nunca” ante las diferentes maniobras que se planifican desde el norte.

Allard consideró que Norteamérica finge cumplir un rol pasivo ante los conflictos políticos que se viven en cada país latinoamericano, pero cree que esa estrategia se derrumba cuando se permite el ingreso a ese país de ciudadanos hispanos que cometieron delitos de terrorismo, los cuales no son extraditados a sus países de origen.

“Estados Unidos dice tener un nivel de tolerancia que llega a ser cómplice cuando permite la entrada de la derecha reaccionaria y extremista de las oligarquías latinoamericanas. Vemos que Miami, en complicidad con la CIA y el FBI, reúne a una verdadera camorra mafiosa que sólo intenta desestabilizar al resto del continente”, apuntó.

Explicó que la  estrategia actual de norteamérica es “veo a un ladrón entrar en la casa de mi vecino que se lleva los muebles, y mientras eso ocurre yo no llamo a la policía. Y si se cae le doy el empujón para que llegue más rápido al camión en el que se está llevando las cosas. Yo soy un cómplice y como me conviene que robe al vecino, no digo nada”.

Con años de estudio e investigación sobre las políticas injerencistas de los EEUU, Allard afirma que los servicios especiales de ese país actúan como provocadores de eventos.

“Entregan o dejan allí las pistolas y las municiones pero cuando pasa algo se laván las manos. Para ellos eso llego a ser un vicio: son unos enfermos a la manipulación”.

Por ello alertó a ponerle el ojo a las grandes sumas de dinero que Washington invierte en espionaje. Por ejemplo, en el año 2010 destinaron entre 80 y 100 millones de dólares para sus grupos de inteligencia.

“Invierten en todas partes, están activos en cada embajada que tienen en el mundo y hasta donde no la tienen. Yo siempre me pregunto cuántos funcionarios tiene la embajada norteamericana en Caracas, en comparación con un país con una población equivalente en Europa. Lo cierto es que aquí el personal debe ser del doble, al mínimo. Ellos están en todo. Y no invierten en un país en específico por gusto”, reveló.

Los comentarios se han cerrado.