Contrainjerencia.com
Iniciando feeds...

Guatemala: Presidente Pérez Molina sabía de mafias en aduanas hace 20 años

Guatemala-620x400

RODRIGO VELIZ  /Resumen Latinoamericano/ 05 de Junio 2014.-  El presidente Otto Pérez Molina estuvo siempre interesado en controlar las aduanas. Ahora como Presidente. Antes como comisionado presidencial de Óscar Berger. Pero incluso antes. Cuando era coronel y presionó para que su cuñado ascendiera como subjefe de aduanas en tiempos en los que disputaba el control del ejército y que esa era la oficina más corrupta del Estado. Así lo evidencian archivos estadounidenses desclasificados a los que tuvo acceso Nómada.

La búsqueda de la historia negra de los militares en el país ha sido desde hace años un trabajo lento y complicado. A cuentagotas han salido publicaciones sobre el fondo de las dictaduras militares: los negocios y el ascenso económico de ese grupo de la sociedad hasta acercarse al poder. El acceso a las documentos para este reportaje provino de una búsqueda de los documentos antes desclasificados que están archivados en el National Security Archive de la George Washington University, con sede en Washington. Está dividido en cinco apartados.

1. La limpia de los militares para la firma de la paz

Dos meses antes de que se firmara la paz, en octubre de 1996, Otto Pérez Molina estaba muy preocupado. El fin de la guerra entre las guerrillas y el Estado estaba cerca. Pero para firmar la paz era necesario sacar a los militares que tenían más manchadas las manos. Con sangre o con negocios ilícitos. Algo normal luego de tres décadas de dictadura militar, civil y empresarial. Otto Pérez Molina, entonces inspector general del ejército, tenía razones concretas para su preocupación.

Ese 1996, el general Julio Balconi, ministro de Defensa de Álvaro Arzú, tenía en sus manos una lista de varios oficiales que serían despedidos por su nexos con Alfredo Moreno, militar retirado y estrella de una red de contrabando y tráfico de drogas en la aduanas. Los nombres se habían filtrado a la prensa y organizaciones de derechos humanos. Balconi estaba urgido de despedir a los militares involucrados. Y, con la misma urgencia, los acusados buscaban frenar procesos en su contra.

Estados Unidos, por medio de su embajada, tuvo acceso a esa lista de nombres hace 20 años. Habían dos nombres muy importantes. El general de brigada Roberto Letona Hora y el coronel José Fernández Ligorría.

Según el cable desclasificado GT192257Z de esa misma embajada, fechado en agosto de 1993, Fernández Ligorría había frenado, desde su puesto como Jefe de Personal del Ministerio de la Defensa, que seis asesores militares (que la fuente que platicó con la embajada llamó “orejas”) fueran removidos de la Policía Nacional.

screenshot1

En abril de 1995, otro cable (GT01954) aseguraba que Fernández Ligorría buscó que varios militares de la Comisión de Derechos Humanos fueran removidos y enviados a la sección de prensa del ejército, para evitar que conocieran sobre sus negocios ilícitos y lograr impunidad.

screenshot2

2. Las aduanas, la institución más corrupta del Estado

La limpia de los militares contrabandistas era escencial porque Las Aduanas eran claves para hacer negocios ilícitos de los militares, según una investigación de la organización Washington Office on Latin America (WOLA). Allí “comenzaron a formar grupos paralelos para realizar cualquier tipo de negocios”. En esa oficina se tenía el control de todas las exportaciones, importaciones, y movimiento de personas. Era la institución más corrupta del Estado en febrero de 1994, según Estados Unidos (GT-ATC-CI-2400-001-94).

Era corrupta porque unos viejos oficiales de inteligencia, formados en la dirección de inteligencia, G-2, se habían hecho de su control 16 años atrás, en 1978. Los generales (retirados) Manuel Antonio Callejas y Francisco Ortega Menaldo fueron los arquitectos de una poderosa organización paralela en el Departamento de Seguridad e Investigaciones Especiales del Ministerio de Finanzas, durante el gobierno de Romeo Lucas García (1978-1982). A esta organización se le llamó La Cofradía.

La Cofradía era uno de los dos grupos fuertes dentro del ejército, junto a Los Operativos. Los de La Cofradía querían que no se firmara la paz porque sentían que ya habían ganado la guerra y no querían perder el poder, sus negocios y su inmunidad. Entre los de La Cofradía estaban Fernández y Letona Hora, los que los cables colocan como dos de los involucrados en negocios ilícitos.

Y Los Operativos eran quienes tras la victoria militar y el inicio de la democracia en 1985, querían que se firmara la paz para que acabara la guerra. Entre Los Operativos estaban Héctor Gramajo, que fue ministro de Defensa y bastión del presidente Vinicio Cerezo (1986-1990), y también Otto Pérez Molina. Esto según el cable GT-R271904Z.

3. OPM quería dominar las Aduanas

Estos dos grupos se enfrentaron en 1993 cuando fue el fallido golpe de Estado de Jorge Serrano Elías.

Los Operativos, encabezados ya por Otto Pérez Molina, se opusieron al golpe para proteger la transición democrática a los civiles (y de paso lograr cuotas de poder). Y como derrotaron a Serrano y a los golpistas, Pérez Molina pasó a ser el jefe del Estado Mayor Presidencial de Ramiro de León Carpio (1993-1995), el presidente que sustituyó a Serrano.

En octubre de 1994, Pérez Molina –antes director de Inteligencia– se enteró que los de La Cofradía querían quitarle influencia sobre la Presidencia (Cable GT0010501Z). Y en los siguientes años, intentó de desligarse de ese grupo. Pero había relaciones con militares cercanos a negocios ilícitos en aduanas que no podía borrar.

El cable GT201908Z, de octubre de 1996, decía que la preocupación de Pérez de cara a la limpia de militares antes de la firma de la paz venía de la participación en la Red Moreno (de contrabando) de su propio cuñado, Otto Leal (hermano de la Primera Dama, Rosa Leal de Pérez). La Red era la precursora de la actual Red La Línea, que llegaba (por lo menos) hasta la oficina de la Vicepresidencia de Roxana Baldetti.

Según ese último cable, Leal estaba siendo apoyado “para [tomar] el puesto de director de Aduanas en Guatemalteca en junio. Según reportes, esa preparación está haciéndose por el coronel Pérez y el general Luis Francisco (Ortega) Menaldo”. Ortega Menaldo era uno de los jefes de la Red Moreno, y jefe de Pérez Molina en ese momento. El actual presidente, si bien no era cercano a Alfredo Moreno, sí aceptó regalos de su parte, según ese mismo cable.

Screenshot3

4. Pérez Molina y la Red Moreno

Según un cable de la embajada a su Departamento de Defensa (GT082205Z) , Jorge Serrano tuvo problemas desde un inicio para evitar que redes de corrupción siguieran en las Aduanas. Su Jefe de Aduanas, el coronel Rubén Artiga, dijo tener dificultades para sacar a los personajes corruptos, debido a presiones “de arriba”, en referencia, según la embajada, al general Callejas y Callejas y a Ortega Menaldo, jefe de Pérez Molina.

Otto Pérez Molina llegó para hacer equilibrios en el poder. Una vez allí, el ahora presidente del país comenzó a favorecer a sus cercanos. Otto Leal (su cuñado) era para 1992 un inspector de Aduanas, y según la Embajada norteamericana (GT201908Z), por presiones de Pérez Molina subió a subjefe de Aduanas en unos meses. Según ese mismo reporte, Leal era también fiel a Ortega Menaldo, que tenía un fuerte control de Aduanas a través de Alfredo Moreno.

Los planes para ubicar a Leal en la jefatura de Aduanas fueron abortados tras el golpe de Serrano Elías. En un reporte de la Embajada en Guatemala al Departamento de Defensa estadounidense, fechado para abril de 1994, se afirma que Pérez Molina, ahora jefe del equipo del expresidente de León Carpio, estaba informado de todo lo que acontecía en Aduanas, pero no tenía la disposición de hacer algo al respecto. Lo que hizo fue desligarse de figuras notorias.

Eso le dio tiempo a la Red para sobrevivir.

5. La Red sobrevive (gracias al FRG y Zury Ríos)

Como fue anunciado en la transición a la paz, el gobierno de Álvaro Arzú asestó en 1998 un golpe a la red de contrabando de Alfredo Moreno, incluida una lista de militares. La preocupación de Otto Pérez Molina se disipó: sólo sus contrincantes fueron apresados. Pero no les dio tiempo para juzgarlos en tribunales, pues los militares de esa red se preocuparon por llegar a acuerdos con la oposición a Arzú: el Frente Republicano Guatemalteco de Efraín Ríos Montt, Alfonso Portillo y Zury Ríos.

La Embajada tiene registros que describen cómo Ortega Menaldo realizaba cabildeos para reunir fondos para el FRG, y cómo Alfredo Moreno obligó a miembros de las Aduanas a dar un total semanal de Q60 mil de la época para la fase final de la campaña de Portillo.

La reunión en que Ortega Menaldo y Moreno le dieron el dinero al FRG fue en la casa de Moreno. A la reunión acudieron, según la Embajada (Gt212228Z), Alfonso Portillo, Efraín Ríos Montt, y la ahora candidata a la presidencia por Visión y Valores (VIVA), Zury Ríos Sosa.

screenshot5

***

La nueva Red La Línea llega (casi) hasta OPM

Con la llegada del FRG al poder entre 2000 y 2003, se colocó de Fiscal General a Carlos de León Argueta y se reorganizó la fiscalía que llevaba el caso de la red Moreno. Todos los implicados salieron libres. Pero uno de ellos, Francisco Ortíz (Teniente Jerez), volvió a ser capturado por la CICIG, quince años después, acusado del mismo delito: ser parte de una estructura de contrabando en aduanas. Sólo que ahora en el gobierno de Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti.

Pero si se lee la lista de los señalados por el caso de la Red Moreno, parece el Teniente Jeréz no era un llanero solitario entre los amigos del gobierno y del partido de Otto Pérez Molina. El hijo de Fernández Ligorría, uno de los dos militares más cuestionados por Estados Unidos, es diputado por el Partido Patriota y uno de los secretarios de la Junta Directiva del Congreso. María Eugenia Villagrán, la esposa de Letona Hora, el otro militar cuestionado, fue la magistrada del Partido Patriota en el Tribunal Supremo Electoral entre 2009 y 2014. Y Édgar Bustamante es el secretario técnico del Sistema Nacional de Seguridad.

Nómada le preguntó al presidente Pérez Molina sobre la relación de sus funcionarios con la red Moreno. Su respuesta fue corta: Nunca hubo una demanda en su contra.

NÓMADA (GUATEMALA)

Deja un comentario

SU OPINION ES IMPORTANTE PARA NOSOTROS. No deje de compartirla sobre cualquier tema que publiquemos. Por favor, evita usar palabras que puedan ofender. Nos parece importante que nuestro sitio web tenga un nivel de discusión que corresponda con la calidad de todas las personas que nos visitan cuyo número no deja de crecer.