Contrainjerencia.com
Iniciando feeds...

En Miami terrorista condenado en Venezuela por colocar bombas en embajadas

12 de sept. 2010 – (Aporrea) – Apenas unas semanas después de los sucesivos arrestos en Caracas, Venezuela, de Francisco Chávez Abarca, brazo derecho de Luis Posada Carriles, y del líder fascista Alejandro Peña Esclusa, la conexión terrorista de Miami manejó la salida ilegal de Venezuela del terrorista venezolano Raúl Díaz Peña, condenado por ataques con explosivo C-4 a dos embajadas, ocurridas en el 2003.

Patricia Andrade, jefa de la llamada Fundación Venezuela Vigilante (más conocida bajo su nombre en ingles: Venezuelan Awareness Foundation), grupo afiliado a la organización UnoAmérica de Peña Esclusa, anunció este sábado en la prensa mafiosa de Miami que el delincuente solicitará “asilo político” en Estados Unidos.

No precisó de que manera Díaz Peña logró salir de Venezuela mientras se encontraba fuera de su lugar de detención por un permiso de salida de unos días. Tampoco como entró en Estados Unidos, aparentemente con el pleno consentimiento de las autoridades migratorias.

Mientras miles de inmigrantes son expulsados diariamente, manu militari, del territorio norteamericano, Díaz Peña, condenado en su país por poner bombas en embajadas, se apareció en Miami, edén de los patrocinadores del terrorismo, sin que en el FBI suene la alerta.

APOYADO POR LA REPRESENTANTE DEL TERROR

Por colmo, el terrorista venezolano fue recibido por Ileana Ros-Lehtinen, la representante republicana elegida en el Congreso gracias a su campaña a favor del terrorista cubanoamericano Orlando Bosch, autor con Posada Carriles de la destrucción en vuelo de un avion civil cubano.

Andrade contó ante la cognresista la “huida de Venezuela” de Peña Díaz el domingo 5 de septiembre pasado confirmando la ilegalidad de su presencia en territorio de EE.UU.

Ros-Lehtinen y la colaboradora del terrorista Peña Esclusa hicieron una descripción apocalíptica de .los derechos humanos en Venezuela sin precisar que el propio Díaz Peña, a pesar de ser condenado por actos de terrorismo, disfrutaba de un permiso de salida para trabajar cuando se le ayudo a abandonar ilegalmente el país.

Ros-Lehtinen omitió precisar que ayuda proveyó en la realización de esa operación de inteligencia. Hija de un colaborador de la dictadura cubana de Fulgencio Batista y madrina de la comunidad terrorista de Miami, la esposa de Dexter Lehtinen dio, tal como Andrade, un apoyo absoluto a la dictadura hondureña de Roberto Micheletti y hace lo mismo, ciegamente, con sus sucesores.

Detalle revelador, Díaz confesó que recibió “muy pocas” manifestaciones de apoyo en su país de parte de la población.

SUS CÓMPLICES YA ESTABAN EN ESTADOS UNIDOS

En el 2003, Díaz Peña fue aprehendido por funcionarios de la Dirección General de los Servicios de Inteligencia y Prevención (Disip), en el centro de la Capital.

El terrorista venezolano ha sido condenado a nueve años y ocho meses de prisión, junto con otro extremista, Silvio Mérida Ortiz, por su complicidad con dos ex miembros de la Guardia Nacional de Venezuela, los tenientes José Antonio Colina y Germán Rodolfo Varela, principal responsable de los atentados con bombas de C-4 contra oficinas diplomáticas de España y Colombia ocurridos en Caracas el 25 de febrero de 2003.

Colina y Varela se fueron de Venezuela inmediatamente después de haber sido acusados de estos crímenes, beneficiándose de la “comprensión” norteamericana.

Sin embargo, en Miami, en el curso de los procedimientos migratorios, un juez de inmigración, Neale Foster, observó que el asesinato del fiscal Danilo Anderson en Caracas con una bomba de C-4 fue “muy parecido” a los atentados de las embajadas, señalando que Anderson también manejaba el caso contra los ex tenientes traidores implicados en el golpe de estado del 2002.

Por los sucesos criminales de las embajadas también es reclamado por la justicia venezolana el coronel del Ejército Yucepe Pilieri Carmona, otro beneficiario de la complacencia del gobierno de Estados Unidos, autor de una lista anual de los “patrocinadores del terrorismo”.

Pilieri es también inculpado en su país de la muerte de tres soldados y una joven en la plaza Altamira, cuando se encontraba ocupada por los militares.

Deja un comentario

SU OPINION ES IMPORTANTE PARA NOSOTROS. No deje de compartirla sobre cualquier tema que publiquemos. Por favor, evita usar palabras que puedan ofender. Nos parece importante que nuestro sitio web tenga un nivel de discusión que corresponda con la calidad de todas las personas que nos visitan cuyo número no deja de crecer.